La Seguridad Social sumó 84.013 afiliados y el paro se redujo en 26.329 personas, un 0,69%. Más de 700.000 trabajadores mantienen sus empleos suspendidos en expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE).
Respecto a septiembre del año pasado, el sistema ha perdido 447.062 afiliados. La Seguridad Social lleva cinco meses viendo recuperarse su registro de afiliaciones, aunque el ritmo es claramente inferior a la intensidad con la que se perdió al comienzo de la pandemia. Desde los 19.250.229 afiliados que existían el pasado mes de febrero, se ha pasado a los 18.876.389, un total de 373.840 menos.

Artículo Anterior Artículo Siguiente