Un tiburón de unos tres metros de longitud y 270 kilos de peso ha aparecido varado este sábado por la mañana en una playa de Guardamar del Segura.

Según ha informado el alcalde de la localidad, José Luis Sáez, el animal ha aparecido por la mañana, y pese a que se le ha ayudado a volver a mar "su estado de agotamiento, y posiblemente una enfermedad, ha acabado con su vida".

El primer edil ha señalado que la Guardia Civil y la Policía Local se han puesto en contacto con el centro de recuperación en València, que se ha hecho cargo del ejemplar para su estudio.

Artículo Anterior Artículo Siguiente