Seis países miembros de la UE han comenzado hoy las pruebas de un sistema que buscará conectar las aplicaciones de rastreo del coronavirus. Alemania, Italia, Irlanda, Letonia, Dinamarca y la República Checa iniciaran este intento de compartir información sobre los contagios.
El objetivo es que la información de los rastreadores se comunique a servidores compartidos por los distintos estados europeos. Desde la UE han destacado que buscaran proteger la privacidad de los usuarios y reducir los datos compartidos
Artículo Anterior Artículo Siguiente