Los centros de salud y los laboratorios se han convertido en la primera línea del frente en el combate contra la pandemia de Covid-19. Si hace unos meses los hospitales asumieron la mayor parte de la presión asistencial, y también de los refuerzos, la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública ha optado por dotar de más personal y medios a la fase diagnóstica y a la atención primaria, donde la combinación del seguimiento activo de casos del virus y de su propia agenda de pacientes está poniendo a prueba la capacidad de resistencia del sistema.

Para descargar a este nivel asistencial, la consellera Ana Barceló ha anunciado este jueves la próxima contratación de 410 profesionales en estos dos ámbitos. De esa cifra, 291 irán a atención primaria, con la incorporación de 241 auxiliares administrativos y de 50 nuevos puestos de especialistas en documentación sanitaria. Ambos perfiles aligerarán el funcionamiento de los centros de salud.

Además, se dotarán 113 puestos para laboratorios de microbiología (10 facultativos, 97 técnicos y 6 auxiliares administrativos). "Con este nuevo refuerzo para atención primaria queremos también mejorar la atención y que nos permita poder descargar en algo a los profesionales que están en primera línea en estos momentos", ha afirmado la titular de Sanidad Universal.

Por otro lado, tal y como anunció el lunes el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, en el Debate de Política General de Les Corts, se van a prorrogar seis meses los llamados contratos Covid que finalizaban el 30 de noviembre. Son, según especificó Barceló, 7.410 contratos que tienen un presupuesto mensual de 22 millones de euros.

"La Conselleria de Sanidad no para de incrementar el número de personas y de incorporar más profesionales al sistema en la medida en la que podemos, tenemos las bolsas de médicos y enfermería vacías", ha afirmado Barceló, quien ha remarcado que tratan de "aliviar la sobrecarga que sobre todo tiene atención primaria, a quienes doy las gracias por asumir gran parte del rastreo y además su trabajo de atender a los pacientes, de su agenda".

La consellera también ha anunciado la adhesión de la Comunitat Valenciana a la estrategia de test de antígenos ofrecida por el Ministerio de Sanidad. Según ha explicado, se trata de una prueba tan fiable como la PCR, pero mucho más rápida, ya que su resultado se conoce en 10-15 minutos por parte del mismo profesional sanitario que la realiza.

"Esto agilizará muchísimo la detección y toma de muestras en el ámbito escolar, ya que se producirá en el propio colegio para tomar las decisiones más adecuadas". De hecho, según ha reconocido la consellera, este cambio de procedimiento supondrá también cambios en el protocolo escolar. "Ya estamos con los trámites necesarios para comprar medio millón de test y para su distribución a toda la red. Esto ayudará a atención primaria y a los colegios. Esta prueba es, según el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), aconsejable solo a personas que tengan síntomas. La hemos probado ya en algunos hospitales y funcionan muy bien en los servicios de Urgencias", ha añadido.

En cuanto a los últimos datos de incidencia en la Comunitat Valenciana, Barceló informó de 707 nuevos casos positivos en las últimas 24 horas y de 688 altas. El número de personas hospitalizadas retrocede levemente, hasta 463 (-12), 72 de ellas en la UCI, y hay algún contagio en 55 residencias, mientras los fallecidos ascienden a ocho.

Respecto a los brotes, el 90% son de pequeña entidad, es decir, de menos de 10 personas, y Valencia es la provincia donde más se registran, con el 61,3% del total. Por edades, el 31,7% de los contagiados tiene de 15 a 34 años y el 40% entre 35 y 64 años. Desde finales de mayo, el 40% de los positivos detectados son asintomáticos.

Con estas cifras, la incidencia acumulada en los últimos siete días en la Comunitat es de 43 casos por cada 100.000 habitantes, frente a los 131,19 de la media nacional. "Tenemos la tasa incidencia acumulada más baja de todo el país, pero esto no significa nada, la situación epidemiológica puede cambiar", ha alertado la consellera.

Esta evolución, ha dicho, "nos permite estar esperanzados por estar conteniendo la transmisión, pero puede cambiar en cualquier momento. Me gustaría trasladar la necesidad de seguir alerta, de mantener las medidas, y de no bajar la guardia en entornos sociales o familiares.

En su opinión, "hemos llegado aquí por un esfuerzo titánico de la ciudadanía, de los profesionales, de la sociedad en general. Hemos de intentar de conservar y consolidar este esfuerzo", para "doblegar la curva, que ahora mismo no va de modo ascendente en la Comunitat Valenciana, pero que necesitamos seguir bajando", ha explicado la titular de Sanidad.
Se prorrogan las medidas de prevención

Barceló ha adelantado que se van a prorrogar "durante 21 días más las medidas de prevención frente al coronavirus adoptadas el pasado mes de agosto para toda la Comunitat Valenciana, que fueron consensuadas para toda España en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud".

Esta prórroga se inicia el próximo lunes y afecta a diferentes ámbitos sociales como el ocio nocturno, la hostelería, la celebración de eventos y el consumo de tabaco en la calle.
Normalidad relativa en las aulas

Pese a los temores con la vuelta a la actividad escolar, tres semanas después, el 95,5% de las aulas de la Comunitat Valenciana no han registrado casos. "Perservemos y sigamos manteniendo ese esfuerzo titánico para seguir bajando la incidencia del virus en la Comunitat Valenciana", sostiene la titular de Sanidad, Ana Barceló. El conseller de Educación, Vicent Marzà, se ha mostrado "prudentemente satisfecho" ante estos los datos del inicio del curso escolar.

Artículo Anterior Artículo Siguiente