El político ruso Alexei Navalny, hospitalizado desde el 22 de agosto en Berlín tras su presunto envenenamiento con un agente nervioso del grupo Novichok, recibió el alta médica y puede restablecerse plenamente.
Médicos, optimistas respecto a recuperación

"El estado de salud del paciente mejoró tanto que se pudo interrumpir el tratamiento médico" y los "médicos consideran que es posible un restablecimiento completo", según el comunicado en redes sociales.

Los médicos que atienden al crítico del Kremlin se muestran optimistas respecto a su total recuperación "debido a la evolución y el estado actual del paciente".

Sin embargo, el centro hospitalario advirtió que era demasiado pronto para evaluar las posibles consecuencias a largo plazo del envenenamiento.

Navalny difundió estos días varias imágenes de él, entre ellas una con su esposa en un balcón del hospital, en la que se le ve más delgado.

Varios laboratorios especializados en Alemania, Francia y Suecia determinaron que había sido víctima de un envenenamiento con una sustancia neurotóxica del tipo Novichok, lo que Moscú refuta.

Artículo Anterior Artículo Siguiente