Morella, la localidad natal del presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, se sitúa a la cabeza de la mortalidad por el coronavirus en la región con una tasa de 905 defunciones por cada 100.000 habitantes, junto a municipios como Villahermosa del Río o Montán. En términos absolutos, Valencia, Alicante, Alcoy, Benidorm y Torrent con las ciudades de la Comunidad Valenciana con mayor número de víctimas mortales como consecuencia del Covid-19.
Artículo Anterior Artículo Siguiente