Monedero se sumó a las protestas celebradas en el sur de Madrid tras las medidas de confinamiento selectivo impuestas por el gobierno de Isabel Díaz Ayuso en algunos barrios y poblaciones de la región. Hasta ahí todo habría quedado en nada si no hubiese sido por una fotografía: la de Monedero comiendo en un restaurante de lujo en el barrio de Salamanca.

Monedero hizo en su intervención en Cuatro al día fue aclarar que la fotografía en cuestión “es del viernes pasado, que fui invitado por un periodista. Y quién te invita y paga elige donde vas”. Por tanto, “no fue el domingo después de la manifestación”.

También dijo que le parecía una “ridiculez” ese argumento de ‘gente de izquierdas no puede comer en un buen restaurante’. “¿Cómo es eso que la gente que lucha contra las desigualdades no puede tomarse un buen ron o que no puede gustarle más el jamón de jabugo que el chóped?”

Y terminó su intervención lanzando un mensaje a aquellos que le criticaron por su “incoherencia”: “¿Que cuatro fascistas me van a decir a mí dónde tengo que ir a comer? Lo llevan claro

Artículo Anterior Artículo Siguiente