La pelea tendrá lugar en Oriente Medio a finales de diciembre o principios de enero, según anunció el propio McGregor en las redes sociales el viernes
«Será un honor haberme enfrentado a dos de los más grandes boxeadores de la era moderna», aseguró McGregor.
Además de una importante recaudación, la pelea le supondría al púgil filipino una despedida a la altura de sus ocho campeonatos del mundo de boxeo.
Pacquiao, de 41 años, no ha boxeado desde que ganó el cinturón de peso welter de la AMB a expensas de Keith Thurman en Las Vegas en julio de 2019.
«Nuestros abogados están ultimando todos los detalles confidenciales, pero los dos se están preparando para este épico combate de boxeo», explicó Jayke Joson, asistente de Pacquiao


 

Artículo Anterior Artículo Siguiente