La adquisición de nuevas hipotecas en España sufrió en julio el quinto desplome consecutivo, con un descenso interanual del 23%, a 25.538 firmas, indicó el viernes el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

La cifra vuelve a reflejar el efecto devastador de la pandemia y el confinamiento en este sector del mercado, que desde marzo encadena cinco meses seguidos con tasas interanuales negativas superiores al 12%.

En marzo, con el estado de alarma recién decretado, el retroceso fue del 14,6%. En abril el desplome fue del 18,4% y en mayo del 27,6%. Junio fue el menos malo de los cinco meses, con una caída del 12,7%.
Además, el capital prestado se redujo un 16,1%, su menor descenso desde septiembre de 2019.

El responsable de hipotecas del portal inmobiliario Idealista, Juan Villén, dijo que “los datos de julio muestran la continuidad de meses anteriores del ajuste producido por la pandemia”.

Villén agregó que esta tendencia “hace prever que el dato anual será casi con seguridad de una caída relevante respecto a 2019”.

Artículo Anterior Artículo Siguiente