El alcalde de Elche, Carlos González, ha señalado que la segunda fase de las obras de desdoblamiento de la carretera que une Elche y Santa Pola comenzarán antes de final de año y que se incluye dentro de un proyecto con alrededor de 12 millones de euros de inversión y un recorrido de más de 10 kilómetros.

Esta segunda fase de duplicación de calzada de la CV-865 se centra en el tramo de algo más de 1 kilómetro entre la Vereda de Sendres y la rotonda de Valverde en la carretera Elche-Santa Pola, según ha explicado en rueda de prensa González.

La CV-865, que pertenece a la red de carreteras de la Generalitat, es la vía que conecta Elche con Santa Pola y sirve de acceso a la pedanía de Valverde, al polígono industrial de Santa Pola y a diversas urbanizaciones y casas diseminadas por la zona.

En concreto, la obra consiste en el desdoblamiento de la calzada existente pasando de una a dos calzadas de dos carriles cada una, con tres metros de ancho cada carril y sus respectivos arcenes de 25 centímetros a cada lado, separadas por una mediana de 1,20 metros.

Además de reordenar los accesos, sustituir los carriles bici por una acera de 2,5 metros de ancho en la margen derecha y un carril mixto ciclopeatonal de 3,5 metros en la margen izquierda donde el desarrollo urbanístico está más consolidado.

De esta forma se pretende mejorar la fluidez del tráfico y de las condiciones de seguridad vial de los vehículos, peatones y ciclistas que circulan por esta carretera.

El resto de tramos se acometerán también por fases y la inversión total de este proyecto se estima en 12 millones de euros.

Este es uno de los proyectos que se impulsarán en el curso político que ahora empieza, y que se unen a la adjudicación de las obras de ampliación del nuevo bloque quirúrgico del Hospital General de Elche, o el inicio de la consulta del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

Por otra parte, ha hecho referencia al impulso de los trabajos de ampliación de Elche Parque Empresarial, el objetivo de que la ciudad sea capital verde europea en 2030 o el proyecto del futuro Palacio de Congresos financiado por la Diputación de Alicante.
Artículo Anterior Artículo Siguiente