Michal Kwiatkowski y Richard Carapaz protagonizaron una bella gesta para Ineos Grenadiers en la travesía alpina camino de La Roche-sur-Foron, haciendo buena la ofensiva lejana de su equipo para imponerse con holgura en meta. El polaco se llevó la victoria de etapa y el ecuatoriano se colocó líder de la Montaña, logros que se suman a la bellísima fotografía de ambos corredores entrando de la mano en meta para resarcir a un equipo que se había llevado una gran decepción con el abandono por lesión de su líder Egan Bernal, el campeón saliente del Tour de Francia. En la pelea por su sucesión, Primoz Roglic (Jumbo-Visma) mantuvo el maillot amarillo sin excesivos problemas.
En la carrera por la general, Mikel Landa (Bahrain-McLaren) atacó al pie de la subida, forzando una aceleración en el grupo de favoritos que descolgó a Adam Yates (Mitchelton-Scott) y Rigoberto Urán (EF Education First), 5º y 6º en la general, que cedieron 2’40” y dos plazas respectivamente en meta. También Richie Porte (Trek-Segafredo) estuvo a punto de perder tiempo a causa de un pinchazo después de coronar el Plateau des Glières. Sin embargo, la pobre colaboración entre el resto de favoritos propició que pudiera regresar a su par y salvar su cuarto puesto provisional en la general.
Artículo Anterior Artículo Siguiente