El actor estadounidense Anthony Rapp y otro hombre no identificado han demandado al también intérprete Kevin Spacey por asalto sexual en dos incidentes diferentes que supuestamente tuvieron lugar hace décadas, cuando eran niños de 14 años, según han informado este miércoles medios locales.

Rapp, que hoy tiene 48 años, en 2017 acusó públicamente a Spacey de iniciar intentos sexuales hacia él en un evento que supuestamente tuvo lugar en 1986, una alegación que ahora llega a los tribunales gracias a una reciente ley de Nueva York que permite a las víctimas de abusos sexuales infantiles demandar años después.

De acuerdo a los documentos judiciales, citados por el medio especializado en farándula «Page Six», Rapp era un niño actor de 14 años en una obra de Broadway cuando conoció al protagonista de «House of Cards» en 1986 y este le invitó a una fiesta en su apartamento de Manhattan.


Spacey, que entonces tenía 27 años, «intencional y voluntariamente, y sin el consentimiento del denunciante, hizo un avance sexual no deseado» hacia Rapp agarrándole del trasero, «levantándolo hasta una cama y tumbándose» sobre su cuerpo, tras lo que el niño actor corrió a un cuarto de baño y poco después se fue del lugar.

El otro hombre que ha denunciado a Spacey, identificado como C. D., presuntamente conoció al veterano actor en una clase de interpretación impartida por este en el condado neoyorquino de Westchester en 1981, cuando tenía 12 años, y dos años más tarde sufrió abusos por su parte.

De acuerdo a la demanda, Spacey invitó a C.D. a su apartamento y mantuvo relaciones sexuales con él, un incidente que se repitió «en diferentes ocasiones» y que finalizó cuando este «intentó sodomizar» al denunciante, que «logró liberarse y huyó» del lugar.

Tanto Rapp como el hombre no identificado alegan que sufrieron daños emocionales a causa de esos encuentros y reclaman una compensación.

La acusación del intérprete de «Star Trek: Discovery» en 2017 hizo temblar la carrera de Spacey, que aseguró no recordar el episodio pero le dedicó «la más sincera disculpa» y aprovechó en el mismo comunicado hecho a través de Twitter para declararse abiertamente homosexual.

Ganador de dos Óscar por «Sospechosos habituales» (1995) y «American Beauty» (1999) y considerado uno de los mejores intérpretes de su generación, Spacey vio derrumbarse definitivamente su trayectoria tras otras acusaciones de agresión sexual en su contra que salieron a la luz gracias al impulso del movimiento #MeToo.

Dos casos llegaron a los tribunales en 2019, pero no progresaron: en Los Ángeles, un masajista lo denunció por una agresión sexual supuestamente ocurrida en 2016 pero falleció antes de que la Fiscalía presentara cargos; mientras que en Massachusetts, un joven que lo había acusado de otra agresión en 2016 retiró los cargos.
Artículo Anterior Artículo Siguiente