La semana pasada, el actor lanzó Fleur de Miraval, un champán rosado, edición limitada, que llegará a las tiendas de Estados Unidos el 15 de octubre. El producto forma parte de su bodega Château Miraval, que aún mantiene con su ex esposa y su socio, Marc Perrin, quien es descendiente de una familia de enólogos de cinco generaciones.

Solo se han producido 20.000 botellas de Fleur de Miraval y cada una tendrá un valor de USD 390. “El resultado es espectacular y estoy muy orgulloso”, dijo el lunes a People el intérprete nacido en Oklahoma. “Para mí, el champán evoca sentimientos de celebración, calidad, prestigio y lujo”, explicó el actor.


“Miraval es una finca maravillosa y excepcional de la que me enamoré y en la que sigo invirtiendo para convertirla en una de las mejores fincas de la Provenza”, afirmó. Sin duda, se trata de un lugar especial para la estrella de Hollywood, ya que fue allí donde se casó con Jolie en 2014 y donde ahora ha llevado a su nuevo amor.
Artículo Anterior Artículo Siguiente