“Soy la primera atleta paralímpica femenina en la portada de Playboy. Quiero dar un ejemplo de más tolerancia en la sociedad. Para que las personas con discapacidad puedan crear cualquier cosa y no esconderse, aunque no seas como la mayoría, porque no todas las discapacidades se ven a primera vista, la diversidad es parte de la sociedad y la tolerancia nos ayuda a todos”, escribió en su Instagram la atleta, orgullosa de protagonizar ese reportaje.


 

Artículo Anterior Artículo Siguiente