Ningún ciclista ni miembro del cuerpo médico, técnico y mecánico de los equipos participantes en el Tour de Francia ha dado positivo en los controles efectuados en la jornada de descanso para detectar presencia de coronavirus. En total, unas 650 personas fueron sometidas a test PCR en los dos últimos días, sobre todo en la jornada de descanso de este lunes, tal y como había establecido el protocolo elaborado por los organizadores en cooperación con la Unión Ciclista Internacional (UCI).

Durante el primer día de esta semana se realizaron los tests masivos con el objetivo de descartar positivos, ya que solo con dos contagios dentro de un equipo (no sólo entre los propios ciclistas, sino también entre mecánicos, fisioterapeutas y otros miembros de los equipos) bastaba para que éste fuera eliminado de la competición.
Artículo Anterior Artículo Siguiente