Quim Torra dejará de ser presidente de la Generalitat. El Tribunal Supremo ha acordado por unanimidad de los cinco magistrados inhabilitarlo para ejercer cargo público durante un año y medio, por lo que el vicepresidente Pere Aragonès pasará a ocupar la presidencia en funciones.
Confirma así el Alto Tribunal la sentencia que ya le impuso el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, que le multó con 30.000 euros y le inhabilitó en diciembre de 2019 por desobedecer a la Junta Electoral Central. En la campaña electoral del 28-A, Torra colocó en el balcón presidencial una pancarta pidiendo la "libertad de los presos políticos" y no la retiró pese a las peticiones de la administración de mantener la imparcialidad.

Artículo Anterior Artículo Siguiente