El príncipe Enrique y Meghan Markle han creado una nueva productora que ha firmado un acuerdo de varios años con Netflix para crear documentales, películas y series principalmente dirigidas a un público infantil, según informó ayer «The New York Times».

La nueva empresa de la pareja, afincada en California, quiere «poner énfasis en la creación de un contenido que informe pero también dé esperanza», apuntan en un comunicado. «Como nuevos padres, hacer programación familiar inspiradora es importante», añaden.

«Estamos increíblemente orgullosos de que hayan elegido Netflix como casa creativa y emocionados de contar historias junto a ellos que puedan ayudar a crear resiliencia y aumentar el entendimiento de las audiencias de todo el mundo», ha dicho sobre el acuerdo el jefe de contenido y coejecutivo de la plataforma de «streaming», Ted Sarandos.

«Estamos agradecidos de trabajar con Ted y el equipo de Netflix, cuyo alcance sin precedentes nos ayudará a compartir contenido de impacto que desate la acción», ha manifestado la pareja en su declaración.

El príncipe Enrique, de 35 años, y Meghan Markle, de 39, habían estado en conversaciones en los últimos meses con otras plataformas de contenidos como Disney+ y Apple TV+, y la red televisiva NBC Universal, según citan medios locales.

La semana pasada, Netflix lanzó «La extraordinaria historia de los Juegos Paralímpicos», un documental sobre los Juegos Paralímpicos en el que aparece el príncipe Enrique, que ha fundado los Juegos Invictus para veteranos militares con discapacidades o lesiones. Por su parte, Markle, que trabajó como actriz en la serie «Suits» ha descartado volver a la actuación, aunque hace poco prestó su voz al documental «Elephants», de Disney +
Artículo Anterior Artículo Siguiente