Un hombre afroamericano fue asesinado este lunes por la tarde por policías de Los Ángeles tras una infracción de tráfico. No obstante, el Departamento del Sheriff del condado y el abogado que representa a la familia del presunto asesinado, dieron versiones opuestas de suceso, por lo que se investigan los hechos.

Según el letrado, el ciclista, Dijon Kizzee, de 29 años, recibió más de 20 disparos en la espalda después de que dos oficiales del sheriff i ntentaron detenerlo por una violación del código de circulación dijo Benjamin Crump, quien dijo que representa a la familia de Kizzee.

Por su parte, el Departamento del Sheriff de Los Ángeles dijo que Kizzee, cuya identidad fue confirmada por el médico forense del condado, recibió menos de 20 disparos después de dejar caer una pistola que llevaba y golpear a uno de los agentes.

Al parecer, Kizzee estaba montando su bicicleta el lunes por la tarde en el vecindario de la humilde barriada de Westmont del condado de Los Ángeles cuando dos oficiales del alguacil que le habían estado observando intentaron detenerlo.


Kizzee abandonó su bicicleta y corrió una cuadra con los oficiales persiguiéndolo, dijo Brandon Dean, un portavoz del departamento del alguacil, a los periodistas el lunes por la noche. Kizzee luego golpeó a uno de los agentes en la cara y dejó caer un paquete de ropa que llevaba, dijo el departamento.

Los agentes dijeron que una pistola semiautomática estaba en el paquete que se cayó, y ambos comenzaron a disparar contra Kizzee, dijo el departamento.

Dean dijo que no sabía qué parte del código de bicicleta se sospechaba que Kizzee había violado o cuántas veces los agentes le dispararon, aparte de decir que eran menos de 20. Su oficina se negó a responder preguntas sobre el tiroteo y el estado de los dos agentes el martes. Se está a la espera de la autosia que determinará con exactitud cuántos tiros recibió la víctima.

Por su parte, Crump, un abogado de derechos civiles conocido por representar a las víctimas negras de la violencia policial en todo el país, escribió en una publicación de Twitter: «Dicen que corrió, dejó caer la ropa y la pistola. No lo recogió, pero los policías le dispararon por la espalda 20». Crump pidió en Twitter que la gente le enviara videos del incidente, diciendo que los ayudantes del alguacil no están obligados a usar cámaras corporales.

«No matas a ninguna raza excepto a nosotros, y no tiene ningún sentido», dijo Fletcher Fair, la tía de Dijon Kizzee, a los periodistas en el lugar del tiroteo el martes, donde los activistas pidieron una investigación independiente por parte del fiscal general de California.
Artículo Anterior Artículo Siguiente