La Unidad Canina de la Policía Local de Alicante ha detenido en la estación de autobuses a un hombre de 32 años por un presunto delito contra la salud pública y tenencia de estupefacientes, tras intervenirle 5,3 kilogramos de marihuana ocultos en una maleta, distribuidos en dos paquetes listos para su distribución, en el autobús que procedía de Málaga con destino Barcelona.
Los hechos ocurrieron sobre las 16.30 horas de este pasado jueves, cuando un agente junto con su can se encontraban vigilando los andenes de la Estación de Autobuses con uno de los dispositivos que realiza en horarios aleatorios para prevenir el tráfico, consumo y la tenencia de sustancias estupefacientes, ha informado la Policía Local en un comunicado.

Los agentes inspeccionaron el interior del autobús con el can Gus, adiestrado para la detección de sustancias estupefacientes. Al subir al autobús y rastrear el pasillo, el perro se detuvo delante de un joven, marcándolo. El perro marcó asimismo una maleta en la bodega del vehículo.

Los policías trasladaron la maleta a un cuarto de seguridad habilitado para inspeccionarla, y localizaron en su interior dos paquetes envueltos en papel celofán con la marihuana de 4.233 kilogramos y de 1.136 kilogramos, respectivamente.


Los agentes detuvieron al hombre por un presunto delito contra la salud pública y tenencia de estupefacientes, que fue informado de los motivos de su detención y de los derechos que le asisten. Posteriormente, fue trasladado a dependencias policiales.
Artículo Anterior Artículo Siguiente