Agentes de la Policía Nacional han detenido en Alicante a tres personas por supuestamente amenazar a un hombre con difundir fotos de carácter sexual si este no les pagaba diferentes cantidades de dinero para no hacerlo. Entre los arrestados está la propia mujer de la víctima, que había descubierto una supuesta infidelidad de su pareja y, para que esta cesara, presuntamente pidió ayuda a un amigo y a un tercero, que supuestamente era quien realizaba las llamadas.
Los hechos han sido investigados por el Grupo de Delitos Tecnológicos de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Alicante, según ha informado la Comisaría en un comunicado.

Los agentes descubrieron que lo que parecía un caso de chantaje a cambio de no difundir unas fotos de contenido sexual tenía otro trasfondo. La víctima había presentado una denuncia en la que manifestaba que estaba recibiendo llamadas desde un número oculto en que le solicitaban diferentes cantidades de dinero, entre 500 y 2.000 euros, a cambio de no difundir fotos suyas que previamente había enviado a una joven con la que mantenía una amistad telefónica.

Los investigadores se centraron en esas llamadas y consiguieron identificar el número de teléfono desde donde se estaban realizando, que pertenecía a un joven conocido de la propia víctima y de su mujer.

Una vez identificada esta persona, los agentes pudieron comprobar cómo la mujer de la víctima había descubierto una supuesta infidelidad de su marido y había pedido ayuda a un amigo de ambos para que llamara a su marido y le amenazara con difundir las fotos para que este cesara en su aventura.

Al ser una persona conocida de la pareja y para que el chantajeado no le reconociera la voz, recurrieron a una tercera persona, que era el que hablaba por teléfono con la víctima, según la Policía.

Todo ello se produjo presuntamente siguiendo las instrucciones de la mujer del denunciante, que les facilitaba la información necesaria para poder llevar a cabo el chantaje. Una vez plenamente identificados los presuntos autores, los policías detuvieron a estas tres personas, que fueron oídas en declaración en las dependencias del Grupo de Delitos Tecnologías de la Comisaría Provincial de Alicante.

Los arrestado fueron puestos en libertad con cargos por un presunto delito de amenazas una vez terminada esta diligencia y están a la espera de que sean citados por la autoridad judicial.

Artículo Anterior Artículo Siguiente