Agentes de Policía Local, adscritos al Servicio Nocturno, han denunciado esta pasada noche de martes a dos establecimientos de hostelería por incumplir el horario de cierre establecido para hacer frente a la pandemia, y sancionó en el paseo Joan Fuster, a un grupo de siete personas por no llevar mascarillas, así como a otras dos personas en la calle Panamá por consumir o portar en vía pública hachís.
El operativo, según la Concejalía de Seguridad, se ha desarrollado en el marco de las inspecciones, vigilancia y control para garantizar que se cumplen los horarios de cierres, aforos y prohibición de fumar para proteger de contagios de coronavirus.

Los agentes sancionaron a un establecimiento de elaboración y venta de kebats, por encontrarse abierto al público con clientela en su interior, e incumpliendo el horario de cierre determinado por la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública.

Asimismo en otra intervención, los agentes detectaron una pizzería abierta al público, fuera del horario establecido por la Conselleria que obliga a cerrar no más tarde la 01.00 horas.


El concejal José Ramón González ha señalado que en estos momentos es "muy importante" cumplir con los horarios "para prevenir contagios y evitar ser sancionados, llevar siempre mascarillas y mantener las distancia en cualquier ámbito por el bien de todos".

DENUNCIADOS

Asimismo, en el Paseo Joan Fuster, levantaron siete actas a un grupo de personas por incumplimiento en el uso de mascarillas, y otras dos personas, en la calle Panamá, por consumir o portar en vía pública, hachís.

En materia de vigilancia y disciplina del tráfico, los agentes realizaron varias intervenciones denunciando a conductores bajo los efectos del alcohol en la calle San Vicente, Berenguer de Marquina, carretera de Ocaña y avenida de Xixona.
Artículo Anterior Artículo Siguiente