El Celler de Can Roca permanecerá cerrado hasta nuevo aviso tras detectar casos positivos asintomáticos leves de la Covid-19, una decisión voluntaria que se toma por «responsabilidad ética» y «compromiso» con las personas del equipo y las que tenían reserva hecha para los próximos días.

Así lo ha anunciado la cuenta de Twitter del restaurante, que asegura que ha tomado esta decisión después de que durante los trámites de control interno para hacer el rastreo de la COVID-19 hayan aparecido casos positivo que no permiten «tener la tranquilidad» de seguir ofreciendo su trabajo en las condiciones adecuadas.

En el «tuit» se asegura que todo el equipo está bien y los positivos son asintomáticos leves y se pone de manifiesto la más que evidente «vulnerabilidad» del sector. Desde Girona, el Celler de Can Roca ha enviado un mensaje de ánimo, coraje y valentía para todos los compañeros del sector porque les hará falta «firmeza, responsabilidad y sacrificios». «Nos toca asumirlos y aprovecharemos esta parada para cuidar a nuestra gente y proteger a nuestros clientes».


«Aguardaremos bajo la lucidez esperando de corazón e impacientes el momento de vernos preparados para volver a ofreceros nuestros servicios», reza el «tuit». El Celler de Can Roca es el segundo tres estrellas Michelin que tiene que cerrar por Covid, después de Aponiente en el Puerto de Santa María, en Cádiz.
Artículo Anterior Artículo Siguiente