La presidenta del PPCV, Isabel Bonig, ha mostrado este martes el respaldo de su formación a los confinamientos que puedan llevarse a cabo en municipios de la Comunitat Valenciana frente a la Covid-19 "si hay razones sanitarias para adoptarlos" con el fin de frenar los contagios y la expansión de esta pandemia.
Así, ha indicado que los 'populares' no pondrán "ningún problema" a que tras el confinamiento este lunes de Benigànim (Valencia), ordenado por la Generalitat para frenar la propagación del virus, se pueda producir el de otras localidades de la Comunitat con el mismo fin. Igualmente, ha reclamado que estos se hagan "con un marco jurídico" y ha instado a "crear un gabinete de coordinación, de crisis", para atender estas cuestiones.

Bonig se ha pronunciado de este modo en la comparecencia ante los medios de comunicación ofrecida junto a la diputada autonómica del PP y portavoz de esta formación en el Ayuntamiento de València, María José Catalá, ante la Conselleria de Sanidad para dar a conocer iniciativas de este partido en materia sanitaria.

Preguntada por la posibilidad de que se produzcan nuevos confinamientos de poblaciones valencianas tras el de Benigànim, la responsable 'popular' ha respondido: "en principio, si hay razones sanitarias para adoptarlos, nosotros estamos a favor".


En esta línea, ha apuntado que el PPCV también ya se mostró "a favor" del confinamiento que solicitó "el departamento de salud de La Plana, concretamente en Burriana(Castellón)" y que el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, "no atendió". "Por lo tanto, si ahora rectifica, bienvenido. Toda rectificación es buena", ha expuesto.

Isabel Bonig ha insistido en que "si hay cuestiones sanitarias que requieren el confinamiento", los 'populares' valencianos no pondrá "ningún problema" para que se lleva a cabo. "Si hay cuestiones sanitarias, nosotros estamos a favor de que se haga", ha dicho.

No obstante, ha considerado que "el confinamiento se tiene que hacer con un marco jurídico" y ha manifestado que se debe "crear un gabinete de coordinación, de crisis, que esté atendiendo todas estas cosas". "Se pueden producir fallos pero hay que resolverlos", ha declarado.

Tras ello, Bonig ha anunciado que iba a llamar a la consellera de Sanidad, Ana Barceló, para comentarle la situación de Bellús (Valencia) cuya alcaldesa, Susana Navarro, le ha comunicado que tras el confinamiento de Benigànim "han cerrado la carretera y han dejado aislado a Bellús", algo que "no puede ser".

"NO LE COGE NADIE EL TELÉFONO"

La también portavoz del PP en las Corts Valencianes ha censurado que según le ha transmitido la primera edil de esta localidad la Guardia Civil dice que es cuestión "de Emergencias" y "Emergencias, que es Sanidad", departamento en el que "no le coge nadie el teléfono" a la responsable municipal.

"La alcaldesa llamó a la Conselleria de Sanidad y a las dos le dijeron que llamara al 112 porque ellos solo estaban hasta las dos. Nadie de la Conselleria de Sanidad se ha puesto en contacto" con ella, ha criticado Bonig.

"Se ha confinado Benigànim, donde no pasaba nada y al final acaba confinándose. Esto parece estar descontrolado a pesar de que el ocio nocturno está ya cerrado. Lo digo porque, en fin, aquí los bandazos son lo peor para la gestión de la pandemia", ha agregado Isabel Bonig, que ha aseverado que "la situación de Bellús es también preocupante".

La presidenta del PPCV ha afirmado que "la gestión de la pandemia está siendo complicada" y ha destacado que "nadie está diciendo que se fácil", al tiempo que ha subrayado que el PP, tanto en el conjunto de España como en la Comunitat Valenciana, "ha sido tremendamente comprensivo con el Gobierno" central y autonómico en este ámbito.

"No achacamos ni pedimos responsabilidades políticas a Puig y a Oltra por el hecho de suspender las Fallas en el último momento; no exigimos ninguna responsabilidad política porque dos departamentos de salud, La Marina y La Plana Baixa, no se confinasen a pesar de que daban todos los datos sanitarios para el confinamiento. No hemos puesto ningún palo en las ruedas ni ningún obstáculo para todas las medidas que se han ido tomando", ha manifestado.

"DESCOORDINACIÓN TOTAL Y ABSOLUTA"

Sin embargo, Bonig ha advertido de que lo que no permitirán los miembros del PPCV es "la descoordinación total y absoluta" y "en esta segunda ola -de contagios de la Covid-19- la falta de gestión". "Puig y los 330 intocables se han ido de vacaciones sin tener resuelto ni el inicio del curso escolar, ni el problema con los MIR, que dentro de poco volverán a manifestarse, ni los problemas de Atención Primaria. Eso es lo que no vamos a consentir", ha planteado.
Artículo Anterior Artículo Siguiente