Luis Barcala, ha reclamado al Gobierno que deje emplear los remanentes de tesorería de los ayuntamientos para hacer frente a las necesidades surgidas por la segunda ola de la pandemia del coronavirus.

"Queremos sentarnos con el Ministerio de Hacienda para llegar a un acuerdo que nos permita cubrir el déficit del transporte público, que posibilite un fondo de 5.000 millones incondicionado para atender los gastos derivados de la pandemia, que permita el uso de los remanentes de 2019 y 2020, que mantenga la suspensión de la regla de gasto hasta 2021 y que se nos permita participar en el reparto de los fondos que vienen de Europa".

El primer edil alicantino ha remarcado que el borrador del segundo decreto que ha hecho llegar el Ministerio de Hacienda "tampoco satisface las necesidades de los ayuntamientos" y, por eso, ha estimado "imperativo" que el Gobierno se siente a hablar con las corporaciones locales.

Artículo Anterior Artículo Siguiente