Los jugadores de la NBA acordaron el jueves no boicotear el resto de la temporada tras forzar el aplazamiento de una serie de partidos de postemporada en protesta contra la injusticia racial y la brutalidad policial, informaron medios estadounidenses. Los disparos que recibió un hombre negro por parte de la policía en la ciudad de Kenosha, en Wisconsin, reactivaron una ola de protestas sobre la injusticia racial y han generado la furia de los deportistas profesionales estadounidenses. La NBA pospuso tres juegos de playoffs programados para el miércoles luego de que los Milwaukee Bucks se negaran a entrar a la cancha para disputar el quinto partido de su serie contra los Orlando Magic. Los jugadores de los Bucks dijeron en un comunicado el miércoles que no podían concentrarse en el baloncesto por lo que está sucediendo en Kenosha, que se encuentra a unos 60 kilómetros al sur de Milwaukee.
Artículo Anterior Artículo Siguiente