La dirección de Ford ha planteado este viernes a los trabajadores de la fábrica de Almussafes (Valencia) un nuevo Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) hasta finales de año, que afectará tanto a las áreas de fabricación de vehículos como a motores, según han informado fuentes sindicales.

Según fuentes sindicales, la firma convocó durante la tarde del jueves a los representantes de los trabajadores para una reunión de la comisión consultiva, que se ha celebrado sobre las 13.00 horas de este viernes y en la que Ford ha planteado la necesidad de un nuevo ERTE para ajustar la producción, ya que, al parecer, aunque las ventas del Kuga se han recuperado, en el resto de modelos los niveles de venta no son suficientes.


Por tanto, Ford pretende reducir la producción en este último cuatrimestre de 2020, hasta finales de año, con un ERTE que afectaría a las instalaciones de fabricación de vehículos y de motores, han indicado las mismas fuentes.

Durante la reunión de este viernes, Ford no ha concretado a los sindicatos qué días entraría en vigor este ERTE ni qué descenso de producción se propone la empresa. Se ha constituido la comisión negociadora del expediente, que se reunirá por primera el lunes, cuando los sindicatos esperan disponer de más detalles.
Artículo Anterior Artículo Siguiente