Última Hora

Sanidad pide extremar las precauciones para disfrutar del baño y evitar ahogamientos este verano



La Conselleria de Sanidad ha advertido de la necesidad de extremar la precaución durante este verano para poder disfrutar del baño y de los deportes acuáticos y evitar posibles ahogamientos. Elegir lugares seguros vigilados por socorristas, seguir sus indicaciones, respetar las banderas y no adentrarse en el agua si se ha consumido alcohol son algunos de los consejos de los especialistas en emergencias sanitarias.
Este año, además de las recomendaciones habituales, hay que sumar las que se establezcan derivadas de la pandemia por coronavirus, según ha informado la Generalitat en un comunicado.

La directora del Servicio de Emergencias Sanitarias (SES), Begoña Arcos, ha añadido a estas recomendaciones la de evitar bañarse inmediatamente después de las comidas, ya que "la digestión puede influir en que se dé con mayor facilidad la pérdida de conciencia o un mareo, como consecuencia del propio proceso, lo que puede dar lugar a un ahogamiento".

Asimismo, ha continuado, "es importante evitar el baño en solitario, ya que si se presenta un problema de salud, el tiempo de demora en alertar a los servicios de emergencias puede ser vital". También es aconsejable que el ejercicio durante el baño se adapte a la propia condición física y a la edad, con el fin de evitar un exceso de esfuerzo, fundamentalmente en personas de edad avanzada.


Según ha advertido, uno de los colectivos más vulnerables de sufrir ahogamientos es el de menores, por lo que ha insistido en que "hay que vigilarles y no dejarles solos, principalmente en las piscinas".

LLAMAR AL 112 Y RCP BÁSICA

Arcos ha recordado que en caso de presenciar un accidente acuático hay que avisar inmediatamente al 112 y si se conoce la técnica, es fundamental iniciar una reanimación cardiopulmonar básica hasta la llegada de los servicios sanitarios. Técnica que también puede ser explicada telefónicamente por uno de los médicos o médicas coordinadores del CICU.

Los expertos insisten en que se pueden prevenir estos accidentes y disminuir sus consecuencias siguiendo unas mínimas normas de seguridad, y recuerdan que un ahogamiento puede producir la muerte, pero también secuelas graves como lesiones pulmonares o daños cerebrales irreversibles.