El Ministerio de Sanidad aprobó el pase a la fase 2 de toda la Comunitat Valenciana atendiendo a la "tendencia favorable" en el control de transmisión del coronavirus, con un sistema del que destacó la "plena capacidad" de toma de muestras de PCR en centros de salud y el diagnóstico de "la mayoría" de casos sospechosos.
El Ministerio ha publicado este lunes los informes en los que analizó el pase a la fase 2 de cada comunidad autónoma y la situación epidemiológica de la Comunitat Valenciana y sus capacidades estratégicas sanitarias en base a su propuesta presentada por la Generalitat el 25 de mayo.

En el estudio, por el cual se aprobó su paso a la fase 2 desde el 1 de junio, el Ministerio resalta que "en general" la situación epidemiológica de la Comunitat había "mejorado en los últimos días" y marcaba "una tendencia favorable en el control de la transmisión del virus". Destaca así que su tasa de incidencia era de 6,16 por cada 100.000 habitantes, don datos del 11 al 24 de mayo. En ese periodo, había habido 63 nuevos ingresos, 14 en la UCI.

El Ministerio destaca una presión asistencial menor que la media de España, con una ocupación de camas de críticos del 7,32 por ciento y de agudos del 2,28 por ciento, frente a medias estatales del 8,2% y 4,3%, respectivamente.


El estudio del Ministerio incide en que la Comunitat "cuenta con sistemas sólidos de información sanitaria y comunicación entre sus sistemas de Atención Primaria, Atención Especializada y Salud Pública".

El informe valora que se había reforzado la Atención Primaria con más de 400 facultativos y 2.000 plazas de Enfermería y que se había ampliado el número de camas, con más de 37 por cada 10.000 habitantes para hospitalizados agudos y 2,25 en el caso de los críticos.

"PLENA CAPACIDAD" DE TOMA DE MUESTRAS

El Ministerio destacaba que "se ha dotado a los centros de salud de plena capacidad de realización de toma de muestras para PCR con disponibilidad para los resultados en 24-48 horas" y que "existe un plan de seguimiento de los casos leves y de sus contactos desde los centros de Atención Primaria y de los casos hospitalizados desde los servicios d medicina preventiva".

El informe hace hincapié en que la vigilancia epidemiológica cuenta con "un soporte tecnológico sólido". Respecto al diagnóstico precoz y el seguimiento de los casos en Atención Primaria, señala que la Comunitat "ha desarrollado un plan de detección precoz que da respuesta diagnóstica en un placo de 24-28 horas y es capaz de diagnosticar la mayoría de casos sospechosos".

NIVEL DE SOSPECHA DE ENFERMEDAD "ÓPTIMO"

En este punto, el Ministerio reconoce el "notable esfuerzo" realizado desde el cambio de estrategia de vigilancia en el 11 de mayo. Hasta el 26 de mayo, se habían detectado 8.315 casos sospechosos y a un 87 por ciento de ellos se les realizó PCR. De ellos, solo el 1% dio positivo, por lo que considera que "el nivel de sospecha de la enfermad parece óptimo".

La capacidad de realizar PCR de la Comunitat, en el momento de realización de la propuesta para pasar a la fase 2, era de 7.282 pruebas diarias y "ampliable a casi 3.000 más", subraya el informe. La media de pruebas diarias era de 4.000, a un 52% de la capacidad máxima, y el Ministerio señalaba que la Comunitat "ya ha puesto en marcha más recursos para aumentar esa capacidad diaria hasta llegar a unas 11.000 pruebas diarias".

RESIDENCIAS Y PLANES CONTRA REBROTES

En cuanto a la situación de las residencias de mayores, el informe destaca que solo once de 409 centros residenciales bajo vigilancia habían presentado casos en los 14 días previos.

También pone en valor que se dispone de planes de contingencia en caso de rebrotes y se refiere a las reservas de materiales, que "aseguran la actividad para al menos dos semanas y no se han producido ni se prevén interrupciones del suministro".

RECOMENDACIONES: CONTROLAR FOCOS Y CAPACIDAD DIAGNÓSTICA

El Ministerio de Sanidad formuló a la Comunitat Valenciana una serie de "recomendaciones de mejora" para el control de la pandemia. Por un lado, "asegurar la realización de pruebas diagnóstico por PCR al cien por cien de los casos sospechosos en un pazo de 24-48 horas".

"Conviene vigilar la capacidad máxima de realización de PCR, por si hiciera falta activar alguno de los recursos adicionales que la comunidad ha expuesto en su plan", señala el informe.

El Ministerio también propuso "la mejora de los indicadores de control de fuentes de infección, especialmente en las provincias de Castellón y Alicante, que es donde se observan unas cifras de tiempos mayores de lo deseado", indica el informe, que puntualiza que "se necesita un periodo de vigilancia mayor para poder extraer conclusiones más sólidas".

Igualmente, el análisis recomendaba "hacer un seguimiento estrecho de la situación epidemiológica para valorar de forma continua el impacto de la desescalada en la transmisión del virus", con especial atención en los departamentos de Castelló y La Plana, València y su área metropolitana y la conurbación Alicante-Elche.
Artículo Anterior Artículo Siguiente