El Ayuntamiento de Alicante ha reactivado este martes, con un tercio de su aforo, las visitas al Castillo de Santa Bárbara, declarado monumento histórico artístico nacional y Bien de Interés Cultural (BIC) en 1961, tras más de dos meses y medio de prohibición de acceso con motivo de la pandemia del coronavirus.

La Concejalía de Cultura ha informado de su reapertura al público con determinadas restricciones para evitar riesgos de contagio, como la limitación de aforo.

En concreto, solo se permitirá la entrada de 300 visitantes por turno, un tercio de su capacidad habitual (900 personas), durante los primeros días de la readmisión de visitantes.

El edil responsable del área, Antonio Manresa (Cs), ha aclarado que trabajarán "estos primeros días de reapertura atendiendo a un tercio de dicha cantidad, a un máximo de 300 personas por turno".

"Las próximas semanas se evaluará este procedimiento y, si todo evoluciona bien, de acuerdo con la normativa sanitaria, pasaríamos a admitir a la mitad de la capacidad total de visitantes; es decir, a unos 450 por turno", ha indicado.

En esta línea, Manresa ha detallado que se han previsto "cuatro turnos por jornada".

"Estamos ajustando las condiciones para que uno de los centros más turísticos de la provincia de Alicante vaya recobrando su pulso con la idea de satisfacer a alicantinos y turistas", ha dicho.

De este modo, se habilitan cuatro tramos horarios de acceso, con una duración máxima de una hora y cincuenta minutos cada uno de ellos.

La reapertura se produce, además, con otras restricciones respecto a los espacios visitables. En concreto, se permite el acceso libre a una primera zona que abarca el Revellín del Bon Repós y el Baluarte de Santa Ana, y otra que comprende el conjunto monumental para la que se requiere reserva previa on-line, también gratuita.

Por el momento, el servicio de ascensores permanece cerrado y únicamente se permite el acceso por la calle Vázquez de Mella.

Además, la zona de aparcamiento también se encuentra cerrada, por lo que se recomienda el acceso peatonal por itinerarios urbanos.

Con todo, sí se permite el acceso de vehículos de carga y descarga de pasajeros el tiempo estrictamente necesario, además de taxis, VTC, vehículos adaptados para personas con movilidad reducida y minibuses con una longitud máxima de 8,50 m. y una masa 6.800 kg.

El Castillo de Santa Bárbara se sitúa en la cima del Monte Benacantil, a 166 metros de altitud, y posee tres recintos diferenciados.

El más alto conserva los restos de asentamientos más antiguos, ibéricos, romanos y árabes. En el intermedio se levantaron las dependencias defensivas construidas en el siglo XVI, mientras que en el último se ubican el llamado Revellín del Bon Repós y el monumento al alicantino Félix Berenguer de Marquina, capitán general de Filipinas y virrey de Nuevo México.
Artículo Anterior Artículo Siguiente