El hábito de limpiarse las manos frecuentemente con gel hidroalcohólico debe evitarse en la playa, según la dermatóloga del Hospital Quirónsalud Marbella Marta Frieyro, que avisa de los efectos nocivos para la epidermis del gel higienizante en los lugares donde se está tomando el sol.Su alto porcentaje de alcohol, en combinación con la luz solar, podría originar quemaduras en la piel, señala la doctora, que ha indicado que hay que tener especial cuidado con las pieles más sensibles como son las de los niños pequeños. En opinión de la especialista, la absorción rápida de los geles hidroalcohólicos crea la falsa sensación de evaporación total en la piel porque se piensa que sus componentes han desaparecido totalmente de la epidermis.
Artículo Anterior Artículo Siguiente