El Ayuntamiento de Benidorm ha optado por esperar a abrir sus playas pese a que desde el pasado 1 de junio, cuando toda la Comunidad Valenciana pasó a la fase 2 de la desescalada del confinamiento por el coronavirus, tenía potestad para hacerlos.
El municipio costero con mayor número de pernoctaciones hoteleras de España (más de dieciséis millones el pasado año) ha aprobado un protocolo que incluye, además de la parcelación de las playas que ha comenzado este lunes, el control del aforo.

Además, Benidorm establecerá por primera vez en su historia turnos de mañana y tarde para acceder a sus playas, por lo que el acceso no estará permitido ni a la hora de comer ni por la noche, lo que impedirá la celebración de la Noche de San Juan.
Artículo Anterior Artículo Siguiente