Última Hora

La emotiva carta de Javier Sardá a su hermana Rosa María



Javier Sardá escribe semanalmente en «El Periódico», y en su última columna ha querido dedicárselo a su familiar directa con un texto sobrio, una carta de despedida, que según avanza acaba emocionando y desgarrando. «Una lectora menos», se titula el artículo.
«Esta sección tiene una lectora menos. No es una lectora cualquiera. Ha sido una lectora crítica, apasionada y entusiasta. Habitualmente me enviaba sus comentarios por WhatsApp y, cuando el tema lo requería y era de mayor envergadura, había llamada», inicia el texto el también tertuliano.


Sardá muestra así el desconsuelo tras la pérdida: «Hoy pido disculpas a todos porque no se me ocurre hablar de ningún otro tema. Este artículo quedará por hacer como tantas cosas en la vida. Sin mi lectora me he quedado bastante solo. Digo "bastante", para hacerme el distante. La verdad es que la falta de mi lectora es irreparable. Creo que hablaré con contabilidad y que no me paguen este artículo. Es un artículo que no lo es».

E imagina lo que le diría su «lectora» si le leyera esta columna: «Imagino a mi lectora diciéndome que me deje de historias y de cuentos y que a ver si me pongo en solfa y me dejo de tonterías. Agradezco a mi lectora que me haya enseñado a ver el mundo con su apasionante temperamento y su enorme cultura. Adiós, lectora».