El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha anunciado este domingo que la Comunitat Valenciana solicitará avanzar en su totalidad hacia la fase 3 de la desescalada el 15 de junio, con la “intención” de permitir, a partir de esa fecha, la movilidad entre las provincias de la Comunitat Valenciana y con otras autonomías con “la misma disposición epidemiológica”.

Así lo ha avanzado el ‘president’ en su comparecencia tras participar en la reunión del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con los presidentes y las presidentas de las comunidades autónomas para tratar la crisis del coronavirus.

Puig ha señalado que esta semana ha sido “decisiva en la evolución de la pandemia en la Comunitat Valenciana”, con la fase 2 en vigor en toda la Comunitat. Se miraban los datos del virus “con toda la prudencia” y el resultado ha sido “realmente esperanzador”, ha valorado Puig, antes de destacar que “hemos vuelto a las calles, al comercio, a las reuniones sociales” y a otras actividades y que “todo se ha traducido en esperanza y no rebrotes”.

Según el ‘president’, “todos los parámetros” demuestran que la “presencia del virus va claramente en retroceso” y, en este sentido, ha destacado que la Comunitat Valenciana ha estado cinco días sin registrar fallecidos y que el 87 por ciento de los municipios no han registrado positivos en dos semanas, mientras que los estudios sobre la presencia del virus en aguas residuales “demuestran que prácticamente el virus ha desaparecido”.

En este contexto de “evolución positiva” de la pandemia, Puig ha explicado que este lunes la Generalitat presentará la documentación correspondiente para que toda la Comunitat Valenciana pase a la fase 3 a partir del 15 de junio y entre en “el último tramo de la desescalada”.
Artículo Anterior Artículo Siguiente