Agentes de la Policía Nacional de Benidorm (Alicante) han detenido a un hombre como presunto autor de dos robos con fuerza ocurridos en un domicilio y en un establecimiento comercial en diciembre del año 2015. Los restos biológicos que dejó en los asaltos han permitido su identificación casi cinco años después.
Los hechos por los que ha sido detenido se remontan a las navidades de 2015, cuando se sucedieron dos robos con fuerza Benidorm muy próximos en el tiempo y en el espacio. Uno en un domicilio y otro en un establecimiento comercial y ambos coincidentes en el "modus operandi".

La Comisaría provincial ha explicado que el presunto autor de los robos fracturó un cristal para acceder al interior.

Desde la comisaría local se estableció un dispositivo para localizar al autor y conseguir el cese de los asaltos. Sin embargo, no se pudo identificar ni detener al autor.


En la investigación se tomaron muestras biológicas que contenían material genético. Esas muestras se enviaron al laboratorio de ADN de la Policía Nacional en València.

En este laboratorio las muestras biológicas quedaron a la espera del análisis y cotejo que pudiera identificar el perfil genético del presunto autor.

Ahora, agentes de la Policía Científica han aportado a la Policía Judicial de Benidorm nuevos indicios para la investigación.

Así, se estableció un dispositivo de vigilancia y la semana pasada se procedió a la detención de un varón como presunto autor de los dos delitos de robo con fuerza. El domicilio del arrestado se encontraba en las inmediaciones de los lugares de los robos.

El detenido fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Benidorm. Con la detención practicada se esclarecen ambos hechos delictivos evitando la impunidad, ya que estaban próximos a su prescripción.
Artículo Anterior Artículo Siguiente