Última Hora

Condenan a un hombre a 7 años de prisión por intentar matar a su pareja en el bar en el que trabajaba en Alicante



La sección primera de la Audiencia Provincial de Alicante ha condenado a un hombre a siete años de prisión por intentar matar a su pareja en el bar en el que trabajaba en Alicante. Cuando fue detenido, dijo a los agentes que al salir de la cárcel iba a "buscarla y matarla, a ella y a su hija".
Así consta en la sentencia, facilitada por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), en la que los jueces condenan al hombre por un delito de homicidio en grado de tentativa con la agravante de parentesco y por un delito de lesiones y de maltrato en el ámbito familiar.

El hombre no podrá acercarse ni comunicarse con la víctima, a la que indemnizará con 4.220 euros por las lesiones que sufrió, las secuelas que le dejaron las heridas y el daño moral. La sentencia le absuelve de dos delitos de malos tratos, dos delitos de amenazas, un delito de maltrato habitual y un delito de obstrucción a la justicia de los que también estaba acusado, ya que con las pruebas practicadas durante el juicio no quedó suficientemente probado que los cometiera.

El hombre y la víctima mantuvieron una relación sentimental que duró dos años. De ellos, convivieron uno en Alicante junto a una hija que ella tenía de una relación anterior.


Según recoge como probado la sentencia, en el año 2016, durante una discusión en la vivienda familiar, el condenado le dio un puñetazo en la mandíbula a su pareja y le rompió un trozo de diente.

Tiempo después, el 10 de noviembre de 2017, ambos se encontraban en el interior del coche del agresor cuando, tras una discusión, el hombre sacó un cuchillo de la guantera y se lo clavó en la pierna izquierda a su pareja. La mujer acudió al hospital para que le curaran la herida y explicó que se había cortado haciendo un bocadillo, con la intención de ocultar el verdadero origen de la lesión.

Cerca de un año después, el 12 de septiembre de 2018, la perjudicada se encontraba sentada como clienta en un bar de Alicante en el que también trabajaba. Su pareja se presentó en el establecimiento y, tras un primer intento fallido, le clavó un cuchillo en la espalda.

La víctima necesitó asistencia médica, ya que la agresión le provocó una herida superficial de 10 centímetros en la zona lumbar. Ese mismo día, antes de la agresión, el condenado le dejó dos mensajes telefónicos en los que la amenazaba de muerte.

El hombre, que fue detenido por estos hechos, les dijo a los agentes que lo trasladaban en el vehículo policial que cuando saliera de prisión iba a "buscarla y matarla, a ella y a su hija". La sentencia no es firme y se puede recurrir ante la sala de lo Civil y Penal del TSJCV.