China subrayó este miércoles la "necesidad urgente" de mejorar la higiene en sus mercados mayoristas y en la cadena de suministro de alimentos tras el nuevo brote de coronavirus detectado en Pekín, que hasta ahora deja 158 casos confirmados.

La situación en la ciudad, que según las autoridades ya era a principios de semana "extremadamente grave", pasa a "crítica".

Según indicó la Comisión Central de Control Disciplinario del Partido Comunista de China (PCCh) en un informe publicado en su página web, "es urgente que el país mejore los estándares de saneamiento y minimice los riesgos para la salud en los mercados".

"La epidemia es un espejo que no sólo refleja el aspecto sucio y desordenado de los mercados mayoristas, sino que también evidencia el bajo nivel de su gestión", asegura el informe.
Artículo Anterior Artículo Siguiente