El juzgado de Instrucción número 4 de Alicante ha sobreseído una denuncia por prevaricación interpuesta contra el alcalde de Alicante, el 'popular' Luis Barcala, por la Asociación de Vecinos del Centro Tradicional por el decreto de Alcaldía, emitido durante el estado de alarma, que permitía a los locales de ocio y restauración ampliar sus terrazas.
Según han recordado fuentes municipales, el decreto "de medidas extraordinarias" se firmó el 18 de mayo para la instalación y reapertura de las terrazas de hostelería y restauración desde las 07.00 horas. Permite el uso de zonas peatonales "siempre y cuando no afecte a los espacios de tránsito peatonal o al acceso a edificios y locales" y el uso de zonas de aparcamiento para las que no puedan beneficiarse de zona peatonal. Además, suspende el cobro de las tasas por este concepto los meses de abril, mayo y junio.

En el auto de sobreseimiento, con fecha del pasado lunes, al que ha tenido acceso Europa Press, el juez expone que los hechos descritos en la denuncia "no encajan" en el delito de prevaricación administrativa porque no implican una actuación que "contravenga palmariamente las competencias legales" del alcalde.

Así, se explica que ante una "disposición general", de reapertura de terrazas por motivos de salud pública, sigue una decisión municipal que regula la reapertura y la concesión de nuevas licencias, "cuya tramitación no está expresamente proscrita".


Además, incide en que la decisión municipal detalla "las condiciones" que deben cumplirse para "garantizar las exigencias vinculadas a las necesidades de salud pública".

Al respecto, señala que las "discrepancias" ante la decisión municipal "escapan al ámbito penal" y quedan "ceñidas al administrativo" y, por ello, se sobreseen las actuaciones.
Artículo Anterior Artículo Siguiente