El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha evidenciado este domingo la fractura existente entre su Gobierno y el central


La tensión entre la Generalitat y el Gobierno continúa por no haber pasado en bloque la Comunitat Valenciana a la fase 1. "Lealtad no es sumisión; a situaciones similares reglas similares", ha reclamado el president Ximo Puig, tras lamentar que un "informe de 232 páginas ha sido desestimado sin ningún papel como respuesta". Fernando Simón habló este domingo de "un número no desdeñable de casos sospechosos a los que todavía no se les ha podido hacer un test" como argumento, pero desde la conselleria aseguran que se ha "cumplido a rajatabla el protocolo en funcionamiento" sobre a quién hacer las pruebas. "Lo que no se puede es cambiar las reglas del juego a mitad de partido. La sociedad valenciana y española han de saber con mucha claridad los criterios y parámetros para alcanzar una fase determinada", ha dicho Puig


Artículo Anterior Artículo Siguiente