El grupo internacional turístico Tui, con sede en Alemania, va a suprimir 8.000 empleos en el mundo, lo que representa más del 10% de su plantilla, debido a la pandemia de covid-19, que paralizó la mayor parte de sus actividades, anunció la empresa.

"Queremos reducir nuestros gastos administrativos de manera duradera en un 30% en el conjunto del grupo", lo que tiene "consecuencias en alrededor de 8.000 puestos" de trabajo, indicó la multinacional, que emplea unas 70.000 personas en el mundo.

El grupo indicó que registró en el segundo trimestre de su ejercicio contable (de enero a marzo, puesto que su año contable comienza en octubre), una pérdida neta de 763,6 millones de euros, en baja de 274,7%.

El resultado de explotación (EBIT) fue de -681 millones de euros, en fuerte baja de 181,2%.

También se hundió la facturación en el segundo trimestre, en baja de 10%, con respecto al mismo período en 2019.

Enfrentado a la paralización casi completa de sus actividades desde comienzos de marzo debido al confinamiento decretado frente a la pandemia del nuevo coronavirus, Tui obtuvo en abril un préstamo de urgencia de 1.800 millones de euros, respaldado por el Estado alemán.

Tui también se benefició de un plan de ayuda gubernamental, que puso a disposición de las empresas miles de millones de euros.

Pero "los créditos deben ser reembolsados en un lapso muy corto", lo que obliga al grupo a aplicar un "programa global" con "importantes recortes de costos" para que la actividad "pueda proseguir" en "un mercado debilitado", dijo Tui.

Pese a todo, el grupo dijo que veía el futuro con optimismo. "La gente quiere viajar" y "Europa comienza a reabrirse progresivamente", indicó.

Tui estima que "las vacaciones de verano son posibles" con "reglas claras y responsables", particularmente en materia de higiene.
Artículo Anterior Artículo Siguiente