Agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional han detenido a tres hombres como supuestos autores de tres asaltos a punta de pistola cometidos en una gasolinera, un bar y una farmacia de Elche y Aspe. La detención de los tres supuestos miembros se ha practicado en Agost y Aspe.
Los cuerpos policiales han explicado, este viernes, que en la operación han participado agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de Aspe y el grupo de la UDEV de la Comisaría de Policía Nacional de Elche. La investigación tenía como objetivo determinar si los presuntos autores del asalto a una gasolinera de Elche eran los mismos que habían atracado una farmacia y un bar en Aspe.

En el robo de la gasolinera, los presuntos autores cubrían sus rostros con pasamontañas y utilizaban un arma de fuego y diversas armas blancas para amenazar a la empleada. Además de sustraer todo el dinero de la caja, robaron un vehículo propiedad de la trabajadora que fue recuperado.

La sustracción del coche permitió sospechar que los asaltos a la farmacia y al bar, investigados por la Guardia Civil, se produjeron de forma similar, lo que impulsó el equipo conjunto de investigación.


Los agentes se centraron en el modus operandi. En ese sentido, han explicado que los presuntos autores ejercían "mucha agresividad" hacia las víctimas mientras las amedrentaban con la exhibición de objetos peligrosos y hasta anular su posibilidad de defensa.

Además, los agentes han localizado en los registros domiciliarios prendas de vestir supuestamente utilizadas en sus asaltos.

Con todo, se iniciaron vigilancias y seguimientos en torno a los investigados, que adoptaron medidas de seguridad para dificultar la labor de los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Una vez identificados los presuntos componentes del grupo se diseñó un operativo conjunto en el que participaron miembros de ambos cuerpos y en el que participó el Grupo de Operaciones Especiales y Seguridad (GOES), adscrito a la Jefatura Superior de Policía Nacional de la Comunitat Valenciana, para practicar las detenciones, debido a la especialización y a la peligrosidad de los investigados.

Una vez detenidos los tres presuntos miembros de la banda se realizaron dos registros domiciliarios, uno en Aspe y otro en Agost, en los que se intervinieron gran parte de las prendas de ropa utilizadas por los arrestados así como diferentes teléfonos móviles, tarjetas SIM y otros efectos posiblemente relacionados con otros hechos delictivos.

Los detenidos, con edades comprendidas entre los 22 y los 32 años, fueron acusados de los presuntos delitos de robo con violencia e intimidación y pertenencia a grupo criminal y puestos a disposición judicial del Juzgado de Instrucción número 1 de Elche, que decretó prisión provisional para los mismos.

La investigación continúa abierta y los investigadores no descartan que a los acusados se les pueda imputar nuevos hechos delictivos.
Artículo Anterior Artículo Siguiente