El beneficio de Total se desplomó en el primer trimestre con la caída del precio del crudo, lo que obligó al gigante francés de los hidrocarburos a reforzar su plan de ahorros y a producir menos de lo previsto este año.

Su beneficio neto bajó 99% en el primer trimestre a 34 millones de dólares, contra 3.100 millones un año atrás, indicó el grupo en un comunicado.

"El grupo enfrenta circunstancias totalmente excepcionales: la crisis sanitaria de covid-19 que afecta la economía mundial y crea grandes incertidumbres y la crisis de los mercados petroleros con una precio del petróleo en fuerte caída desde marzo", subrayó el presidente del grupo, Patrick Pouyanné.

El precio de barril de Brent del mar del Norte se situó en 50,1 dólares de media en el primer trimestre de este año, contra 63,1 dólares un año atrás. Desde entonces, los precios se hundieron aún más y el barril vale menos de 30 dólares actualmente.
Artículo Anterior Artículo Siguiente