Llegaba de madrugada a casa y -para justificarse ante su mujer- fingió que le habían secuestrado y robado. Para dar veracidad a su engaño, presentó denuncia en el cuartel de la Guardia Civil en Torrevieja, pero finalmente confesó que se lo había inventado todo cuando los investigadores le habían llevado ya al paraje donde se suponía que sufrió las amenazas y el atraco.

El arrestado durante el estado de alarma por el coronavirus, como presunto autor de un delito de simulación de delito, un hombre de 30 años de nacionalidad marroquí, ha sido puesto a disposición de la autoridad judicial, quedando en libertad provisional a la espera de juicio.
Artículo Anterior Artículo Siguiente