Horas después de que se hiciese pública la noticia,será la nueva marquesa de Griñón después de que su padre, Carlos Falcó -fallecido el pasado 20 de marzo a los 83 años a causa del coronavirus-, le dejase el título que da nombre a sus vinos y aceites.La hija de Isabel Preysler ha roto su silencio a través de su cuenta de Instagram. «Gracias, Papi, por dejarme el legado más bonito que se le puede dejar a una hija: tu amor», ha escrito Tamara Falcó en la red social.



Artículo Anterior Artículo Siguiente