El conglomerado japonés de telecomunicaciones e inversión SoftBank anunció el lunes una pérdida neta anual récord de 961.600 millones de yenes (8.900 millones de dólares).

Estas pérdidas colosales se deben principalmente al impacto negativo en sus cuentas del gigante estadounidense WeWork, especializado en compartir espacios de trabajo, y la caída de las acciones de muchos activos de su fondo de inversiones Vision Fund desde el inicio de la pandemia de la covid-19.

En 2018/19, el grupo había generado un beneficio neto de 1,4 billones de yenes.

SoftBank también sufrió una pérdida de explotación récord en 2019/20, de 1,3 billones de yenes, cerca de sus previsiones, frente a un beneficio de explotación de 2 billones de yenes un año antes.

SoftBank explicó en un comunicado que esta derrumbe se debía a una "pérdida de valores no realizada de 1,9 billones de yenes de las inversiones que tiene Vision Fund".

El impacto negativo de WeWork en su resultado neto fue cifrado en 720.800 millones de yenes (6.700 millones de dólares), y fue contabilizado como gasto.

SoftBank tuvo que inyectar dinero masivamente en WeWork a finales de 2019 para salvar a la empresa estadounidense de la quiebra, después del fracaso en su proyecto de entrar en bolsa.

Por su parte, el volumen de negocios del conglomerado japonés, procedente de sus actividades comerciales, como las filiales de telecomunicación móviles Softbank Corp y de microprocesadores Arm Holdings, aumentó ligeramente un 1,5%, hasta situarse en 6,2 billones de yenes.
Artículo Anterior Artículo Siguiente