Mercadona implantará a partir del próximo lunes, 4 de mayo, una nueva jornada laboral de cuatro días de trabajo y tres de libranza (incluido domingo) en todas sus tiendas, mientras dure la crisis generada por la covid-19. La medida, que se había ensayado primero en 24 tiendas, se extenderá desde este lunes a todos los supermercados de la cadena, con el objetivo de reducir el contacto entre la plantilla y los clientes. Así lo ha trasladado la compañía al Comité Intercentros compuesto por CCOO y UGT, según han informado ambos sindicatos en un comunicado conjunto y han confirmado fuentes de la empresa. El sistema de trabajo prevé turnos rotativos donde aproximadamente dos tercios de la plantilla de una tienda trabaje y el otro tercio restante descanse. Esta organización se mantendrá mientras duren los efectos de la crisis sanitaria provocada por la covid-19 como "medida de carácter excepcional y temporal", han precisado desde la compañía.
Artículo Anterior Artículo Siguiente