Última Hora

España quiere evitar recurrir al fondo de rescate de la UE



España se propone evitar el uso de los fondos de rescate de la Unión Europea salvo en el peor de los casos en su lucha contra la pandemia del coronavirus, al juzgar, de manera similar a Italia, que se trata de una opción políticamente estigmatizadora, según dijeron a Reuters fuentes consultadas.
La UE ha puesto a disposición de los Estados miembros hasta 240.000 millones de euros en créditos especiales de su fondo de rescate, el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), para ayudarlos a hacer frente a las consecuencias económicas del virus, con tipos de interés a cero y pocas condiciones.

Italia y España se encuentran entre los más afectados por la epidemia, con casi 60.000 muertes entre ambos países. Bruselas prevé que estas dos economías registren una contracción de más del 9% este año.

Aunque son más baratos que los actuales tipos de interés que cobra el mercado, los créditos del MEDE implican el estigma de recurrir a un fondo de rescate, según dijeron cuatro fuentes familiarizadas con los planes del Ejecutivo español.

Acceder al fondo podría incluso suscitar preocupación entre los inversores privados en deuda española, ya que el MEDE se situaría por delante en el orden de prioridad en la cola de acreedores, según dichas fuentes.

“El uso mismo del término rescate es un poco problemático”, dijo una fuente del Gobierno.

“Te rescatan cuando no puedes valerte por ti mismo”, dijo otra fuente.

En todo el sur de Europa, el MEDE es recordado como el mecanismo que impuso fuertes medidas de austeridad durante la crisis de la deuda de la región. Aunque las nuevas líneas de crédito acordadas este mes no tienen esas condiciones, el fondo sigue teniendo muy mala prensa.

El MEDE rehusó hacer comentarios.

También en Italia el Gobierno ha dicho que no recurrirá al MEDE, aunque para Roma el ahorro en sus nuevas necesidades de deuda sería considerable.

PUBLICIDAD


Italia se dispone a pedir prestado medio billón de euros este año. El responsable de la gestión de la deuda del Tesoro italiana dijo a Reuters que Roma tiene como objetivo duplicar gradualmente la cantidad de bonos soberanos del país en manos de pequeños inversores minoristas.

Preguntada sobre si España evitaría utilizar el MEDE por el estigma que lleva asociado, la ministra de Economía, Nadia Calviño, no quiso comprometerse ante los periodistas, a quienes dijo que el Gobierno decidirá en función del “interés general”. Calviño dijo que es “bueno tener alternativas de financiación” con las condiciones favorables del MEDE, pero que actualmente no ve problemas para que el país capte fondos en los mercados.

España necesita unos 130.000 millones de dólares (unos 120.000 millones de euros) en su lucha contra la pandemia de coronavirus y sus consecuencias económicas, según un cálculo de Reuters basado en informaciones públicas y de varias fuentes.

¿RESERVÁNDOSE PARA LAS TRANSFERENCIAS?
La coalición de gobierno de izquierdas de España prefiere presionar para obtener otra opción de financiación de la UE, la cual aún es incierta, en lugar de utilizar el MEDE, según las fuentes consultadas.

Esa otra opción es el llamado fondo de recuperación de la UE, aún en discusión, que podría tener un valor de 1 billón de euros y podría proporcionar subvenciones y préstamos para ayudar a los Estados a reactivar sus economías después de la crisis.

Los países europeos siguen divididos sobre la forma en que funcionaría este fondo y sobre si debería repartir las ayudas mediante transferencias en lugar de con deuda.

Francia ha estado presionando junto con España e Italia para su creación, que quieren que se financie con el presupuesto de la UE en lugar de por los Estados miembros.

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, está en contacto con sus homólogos de otros países de la UE para impulsar el plan, según dijo otro alto cargo, y varias de las fuentes consultadas subrayaron que este fondo es la prioridad para España.

Incluso si Italia cambiara de táctica y acudiera al MEDE, eso no cambiaría la posición de España, según varias de las fuentes, que añadieron que Madrid quiere diferenciarse de Roma.

PUBLICIDAD


Además, el MEDE sólo podría dar a España un máximo de 24.000 millones de euros, con lo que estaría lejos de cubrir todas sus necesidades.

Sin embargo, España ha dicho que usaría la llamada línea SURE, otra herramienta europea aprobada para hacer frente a la crisis del coronavirus y dedicada a pagar los gastos de desempleo. Esto podría suponer entre unos 10.000 y 12.000 millones de dinero extra para España, según las fuentes.