Última Hora

El pleno de Alicante acuerda por unanimidad dejar sin efecto el traslado de los festivos de Fogueres a septiembre



El pleno del Ayuntamiento de Alicante ha acordado por unanimidad revertir la petición a la Generalitat para trasladar los festivos de Fogueres a la primera semana de septiembre. La decisión se ha adoptado en la sesión plenaria de este jueves, después de que se hayan suspendido definitivamente las fiestas del fuego alicantinas.
El traslado, hoy revocado, se tomó el 24 de abril cuando se decidió celebrar las Fogueres durante la primera semana de septiembre. Sin embargo, se optó por cancelar las fiestas definitivamente el pasado 12 de mayo tras consultar a las comisiones de fogueres y de 'barraques' y ante la evolución que presenta la pandemia por coronavirus.

Ante ello, en el pleno, el alcalde Luis Barcala ha comentado que "ya no tiene sentido" el traslado de fechas festivas y el acuerdo es "dejar sin efecto" ese cambio. Con este nuevo acuerdo de pleno, vuelven a ser festivos en Alicante los días lunes 22 y miércoles 24 de junio.

INFORMACIÓN SOBRE LA COVID


Precisamente, el pleno ha aprobado por unanimidad una declaración institucional para reclamar a la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública la información diaria, actualizada y de calidad de los principales datos e indicadores de la incidencia que está teniendo el COVID-19 en Alicante.

Barcala ha defendido "la necesidad de obtener los datos municipalizados para poder tomar con seguridad las medidas necesarias y proteger a los ciudadanos frente al COVID, un compromiso adquirido por el propio president de la Generalitat, Ximo Puig".

La declaración institucional exige que el Consell aporte transparencia y facilite los nuevos positivos por COVID-19, altas, fallecimientos y número de test PCR realizados, para poder ser más ágiles en la toma de medidas y poner freno a la pandemia en Alicante.

Asimismo, y en relación a la pandemia y por unanimidad, el pleno ha aprobado iniciar el expediente para conceder al pueblo de Alicante la medalla de la ciudad por su modélico comportamiento durante la pandemia.

La propuesta quiere reconocer el ejemplar comportamiento con el que los alicantinos han hecho frente a la pandemia ocasionada por el coronavirus.