El epidemiólogo del Imperial College London Neil Ferguson, cuyos análisis fueron clave para endurecer las medidas contra el COVID-19 en el Reino Unido, dimitió como asesor del Ejecutivo británico tras haber roto las normas del confinamiento, confirmó Downing Street. El diario The Telegraph reveló este martes (05.05.2020) que el investigador, especialista en la propagación de enfermedades en humanos y animales, se saltó las normas de distancia social al permitir que una mujer atravesara Londres al menos en dos ocasiones para encontrarse ambos en su domicilio. "Acepto que cometí un error de juicio y tomé el curso de acción incorrecto. Por ello, he dado un paso atrás en mi actividad en SAGE (siglas en inglés del Grupo Asesor Científico para Emergencias)", afirmó en un comunicado el matemático y epidemiólogo de 51 años. "Me arrepiento profundamente de cualquier menoscabo del mensaje de la necesidad de distancia social para controlar esta epidemia devastadora", agregó el científico.
Artículo Anterior Artículo Siguiente