La Guardia Civil ha detenido en Callosa de Segura (Alicante) a una menor de 16 años acusada de haber robado con violencia e intimidación unas joyas a una mujer de 85 años cuando estaba sola en su vivienda.

El suceso, del que ha informado este viernes el instituto armado en un comunicado, ocurrió el pasado día 2, cuando la joven tocó al timbre de la casa de la octogenaria y le pidió un vaso de agua.

Antes de que la anciana se diera media vuelta para ir a por el vaso, la menor la empujó "bruscamente", a causa de lo cual la víctima se cayó al suelo, relata la nota de prensa.

La muchacha se adentró a continuación en la vivienda y sustrajo unas joyas que encontró en una habitación.

Tras la huida, la mujer quedó tendida en el suelo hasta que se pudo incorporar para ir al centro de salud, donde fue atendida por las lesiones sufridas en el hombro derecho como consecuencia de la caída.

Al tener conocimiento de los hechos, los agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de Callosa de Segura acudieron a la vivienda para realizar la inspección técnico-ocular y tomar declaración a la víctima, quien "apenas podía moverse", según el comunicado.

Tras dos semanas de pesquisas, que incluyeron el visionado de cámaras de seguridad, entrevistas con vecinos de la zona y reconocimientos fotográficos, los agentes identificaron y arrestaron, el pasado lunes, a la menor por un presunto delito de robo con violencia e intimidación.

Según la Guardia Civil, la joven cuenta con antecedentes por hechos similares sucedidos hace un par de años en Torrevieja.

La Fiscalía de Menores de Alicante, una vez valorado el caso, ha decretado su ingreso en un centro de menores de la provincia. 
Artículo Anterior Artículo Siguiente