Última Hora

Desmantelan tres cultivos de marihuana y se incautan de 31 de kilos de droga y 3.159 plantas



La Policía Nacional ha desmantelado en la provincia de Alicante tres plantaciones de marihuana, en las que se han localizado más de 31 kilos de droga y 3.159 plantas. Las intervenciones se han practicado en Elda, Elche y Benidorm y se han saldado con cinco detenidos.
La Comisaría provincial ha explicado en un comunicado que en el operativo de Elda los agentes actuaron al saber de una posible plantación de grandes magnitudes en el barrio conocido como la Tafalera.

Tras realizar las investigaciones pertinentes localizaron a dos personas que podrían estar vinculadas con la plantación. Los investigadores comprobaron que la plantación tenía un enganche ilegal de luz y de agua presuntamente para abastecer la plantación.

A raíz de las pruebas, se realizó un dispositivo en el que se practicaron tres registros domiciliarios, se detuvo a dos personas y se incautaron más de 26 kilos de cogollos de marihuana, multitud de luces y transformadores con los que estaban defraudando fluido eléctrico, y lograron desinstalar la conexión ilegal de electricidad y suministro de agua.


Los detenidos, españoles de 61 años, fueron puestos a disposición del Juzgado en Funciones de Guardia de Elda.

BENIDORM

En cuanto al operativo de Benidorm, los agentes averiguaron que en el sótano de una vivienda de alto "standing" se podría estar cultivando marihuana. Las vigilancias comprobaron que quien accedía a la vivienda era un ciudadano de origen asiático que presuntamente había alquilado el inmueble para mantener la plantación.

Los policías comprobaron, además, que en la vivienda mantenía una defraudación de fluido eléctrico.

En el registro se intervinieron de cinco kilos de cogollos de marihuana y unas 3.000 plantas, algunas de ellas de más de un metro de altura. También se intervino una balanza de grandes dimensiones y se detuvo a una persona por cultivo de drogas. La investigación continúa abierta.

UN BUNKER EN ELCHE

Finalmente, en Elche los agentes supieron de una posible plantación de marihuana ubicada en Baia Baixa. Así, se localizó e identificó a los presuntos encargados del cultivo y de su posterior distribución en los Palmerales.

En el transcurso de la investigación se procedió a la detención de tres españoles, se practicaron dos registros domiciliarios y se intervinieron 159 plantas de marihuana, hachís, cocaína, balanzas de precisión y maquinaria eléctrica para el cultivo.

Una de las viviendas era utilizada para el cultivo y almacén de estas sustancias y había sido fortificada como un bunker. Las ventanas habían sido selladas con placas de metal y en la entrada los arrestados habían instalado una doble puerta reforzada con planchas de grosor considerable, por lo que los agentes tuvieron que implicarse a fondo para conseguir acceder a la vivienda.

Durante el registro en una de las viviendas se comprobó por parte de la compañía eléctrica que el suministro estaba enganchado al alumbrado público, procediendo a su desinstalación.

Los dos detenidos, de 28 y 36 años, fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Elche acusados de los delitos de tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico.

La Jefatura Provincial de Alicante ha establecido dispositivos especiales en todas las Comisarías de Policía Nacional de la provincia con el fin de reforzar la lucha contra el tráfico de sustancias estupefacientes y tendentes en especial a la erradicación de los cultivos de marihuana tipo "indoor". Según la Policía, en poco tiempo se ha conseguido desmantelar multitud de plantaciones y la detención de sus supuestos responsables.